¿QUÉ ES UNA FISURA ANAL?

Es una pequeña grieta o ruptura en el tejido delgado y húmedo (mucosa) que recubre la parte inferior del recto (ano). Las fisuras anales son muy comunes en bebés, pero pueden ocurrir a cualquier edad.


En adultos, las fisuras pueden ser causadas por el paso de heces grandes y duras o por diarrea prolongada. Otros factores pueden incluir:

  • Disminución del flujo sanguíneo en la zona
  • Demasiada tensión en los músculos del esfínter que controlan el ano


El padecimiento afecta a hombres y mujeres por igual. Las fisuras anales también son comunes en mujeres después del parto y en personas con enfermedad de Crohn.


Una fisura anal aguda parece un desgarro nuevo, algo así como un corte con papel. Una fisura anal crónica probablemente tenga un desgarro más profundo y pueda presentar crecimientos carnosos internos o externos. Una fisura se considera crónica si dura más de ocho semanas.


La ubicación de la fisura brinda pistas sobre su causa. Una fisura que se produce sobre el costado del orificio anal, en lugar de la parte posterior o frontal, es más probable que sea un signo de otro trastorno, como la enfermedad de Crohn. 


Es posible que el médico te recomiende exámenes adicionales si cree que tienes una afección de base:

  • Anoscopia. Un anoscopio es un dispositivo tubular que se inserta en el ano para ayudar al médico a visualizar el recto y el ano.
  • Sigmoidoscopía flexible. El médico insertará en el colon un tubo delgado y flexible con una pequeña cámara de vídeo en la parte inferior. Este examen se puede hacer si tienes menos de 50 años y no tienes factores de riesgo para enfermedades intestinales o cáncer de colon.
  • Colonoscopia. El médico insertará un tubo flexible en el recto para inspeccionar todo el colon. Este examen se puede hacer si tienes más de 50 años o si tiene factores de riesgo para el cáncer de colon, signos de otras afecciones u otros síntomas como dolor abdominal o diarrea.

PROCTÓLOGO EN MAZATLÁN SINALOA 24 HORAS

Categorías: PADECIMIENTOS